Día Mundial del agua

VOLVER
agua


El Día Mundial del Agua se celebra el 22 de marzo de cada año y su principal objetivo, es crear conciencia en el hombre de la importancia de cuidar este recurso fundamental para la vida  y  dar a conocer la problemática de los millones de personas que no tienen acceso al suministro de agua potable y las medidas urgentes que se deben tomar al respecto para hacer frente a este problema.

Chocon

Ninguna sociedad podría existir ni siquiera un día sin agua. Construimos nuestras ciudades cerca del agua, la necesitamos para preparar nuestros alimentos y para higienizarnos. Nuestras economías están basadas en gran parte en la fuerza de su corriente, el transporte a través de ella. Centrales hidroeléctricas nos proporcionan energía. Los productos que compramos y vendemos están vinculados de una u otra manera con el agua para su fabricación o traslado. Los cultivos y procesos industriales utilizan agua en una o varias de sus etapas. 


Aunque no nos demos cuenta, consumimos siempre la misma agua. Aquella que se formó en los inicios de nuestro planeta y ha recorrido miles de veces la superficie. Aquella que se evapora en los océanos para volver, en forma de lluvia, a tocar los suelos de la tierra y formar ríos. Y esa agua no tiene sustituto. Sin que exista aún una manera confiable y segura de fabricarla de la nada, cuidar el recurso y reutilizarlo sigue siendo nuestra única alternativa. 

Origen del Día Mundial del Agua


El Día Mundial del Agua fue proclamado por la ONU en 1992. Ese año se celebró en Río de Janeiro la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. De allí surgió la propuesta, siendo 1993 el primer año de celebración.
Posteriormente tuvieron lugar otras menciones como el Año Internacional de Cooperación en la Esfera del Agua 2013 y el Decenio "Agua para el Desarrollo Sostenible", 2018-2028. Recordatorios que buscan poner en relieve la importancia del agua para el desarrollo y la paz mundial.