Vistas y efemérides

VOLVER

Diciembre 2018

Estas efemérides han sido elaboradas cuidadosamente por el Área de Divulgación Científica del Planetario de la Ciudad de Buenos Aires. El criterio adoptado ha sido destacar, especialmente, los fenómenos astronómicos fácilmente observables a simple vista, o con larga vistas y pequeños telescopios, desde nuestra ciudad (y generalmente en toda la Argentina) durante este mes, con las fechas y horas indicadas. 


Fases Lunares

 

Fases de la Luna
 
Fenómenos destacados del mes 

3: antes del amanecer, Venus se ubica a 8º al S de Luna (5:00 h)

 

Vista 3 de diciembre


9: al anochecer, Saturno aparece a 4º al E de la Luna. La escena ocurrirá a muy baja altura sobre el horizonte del OSO, y con mucha claridad del crepúsculo, por lo tanto, será difícil de observar. (20:30 h)


12: Luna en Apogeo: a 405.177 km. de la Tierra (9:25 h)


13-14: INFORME ESPECIAL - Pico de actividad de la famosa lluvia de meteoros “Gemínidas”. En nuestro país, el fenómeno (visible a simple vista) comenzará hacia las 23:00 hs. de la noche del jueves 13, y se extenderá hasta poco antes del amanecer del viernes 14. Este año las condiciones son ideales, dado que la Luna (en fase creciente, se ocultará antes de la medianoche) prácticamente no interferirá en la observación.
Dada la posición del radiante de esta lluvia meteórica (ubicado en la constelación de Géminis, y de ahí su nombre), las “Gemínidas” se ven en su máximo esplendor desde el Hemisferio Norte (donde llegan a un máximo superior a 120 meteoros por hora, en condiciones ideales de oscuridad). Desde nuestras latitudes australes el fenómeno es menor, pero de todos modos, muy interesante. ¿Qué podríamos ver? A la luz de experiencias anteriores (esta lluvia meteórica ocurre todos los años en esta época), y ajustando la ZHR (“taza cenital horaria”) a nuestras latitudes, estimamos que en zonas rurales del centro y norte Argentina podrían verse a ojo desnudo alrededor de 30 meteoros por hora. Especialmente entre la 1 y las 4 de la madrugada. En las ciudades, debido a la contaminación lumínica, la cifra será claramente menor (pero aún así, interesante): alrededor de 10 por hora.
En cualquier caso, las recomendaciones para observar este fenómeno son las mismas: buscar un lugar a cielo abierto, lo más oscuro posible, y recostarse mirando (a simple vista) hacia la parte alta del cielo, preferentemente con
orientación norte. Más allá del máximo de la noche del 13 al 14 de diciembre, las Gemínidas también mostrarán una apreciable actividad (de cerca del 40 ó 50% respecto al pico) en la noche previa (12 al 13), y posterior (14 al 15).


14: Marte se ubica a 2,5º al NO de la Luna (22:00 h)

 

Vista destacada 14 de diciembre

 

15: Mercurio en máxima elongación: a 21.3º al O del Sol. No es una elongación
favorable para los observadores del hemisferio sur, aún así, el planeta puede verse marginalmente a simple vista a pocos grados sobre el horizonte del ESE antes del amanecer (5:00 h)


20: la Luna se ubica a 4º al O de Aldebaran, la estrella más brillante de Tauro (22:00 h)


21: antes del amanecer, notable conjunción Júpiter-Mercurio. Apenas separados
por 1º de cielo, ambos planetas se ubican a pocos grados sobre el horizonte del ESE. Si bien podrían verse a simple vista, dado que la escena ocurrirá durante la claridad del crepúsculo, se recomienda observar con binoculares (5:00 h)

 

Vistas destacadas 21de diciembre

 

21: Solsticio de Verano: a las 19:22 hora argentina, el Sol alcanza su máxima
declinación sur (23,4º), dando inicio a la estación en el Hemisferio Sur (y al invierno en el hemisferio norte). Al mediodía, el Sol alcanza los 90º de altura (el “cenit”) en el Trópico de Capricornio, y en la ciudad de Buenos Aires, poco más de 78º. En consecuencia, en torno a esta fecha, se dan los períodos de luz diurna más largos del año: el Sol permanece 14 horas y media sobre el horizonte porteño.


24: Luna en Perigeo: a 361.060 km. de la Tierra (6:52 h)


25: durante la madrugada de Navidad, la Luna transita por delante del cúmulo estelar M44, también conocido como “El Pesebre”. Una escena ideal para observar con binoculares (2:00 h)