Constelación del Mes

VOLVER

Para los amantes de la observación del cielo a simple vista, con binoculares o telescopios.

Aquí destacamos en las mejores regiones del firmamento, escogidas especialmente para cada época del año,  los objetivos de mayor interés observacional.

Constelaciones de Gemini y Cancer

mapa

Son dos clásicos del cielo. La primera de las constelaciones, Gemini, cuenta con dos de las estrellas más famosas del cielo: Castor y Pólux. Cáncer por su parte, es dentro del zodíaco (1) la constelación más tenue (ninguna de sus estrellas supera la magnitud 3.8), siendo muy difícil de demarcar en los cielos de las grandes ciudades.

La proyección mitológica de seres gemelos, relacionada con las estrellas Castor y Pólux, es muy extendida. Entre los egipcios eran vistas como la representación de dos brotes vegetales, mientras que para los fenicios se trataba de dos cabras. Las primeras relaciones establecidas entre estas estrellas, y seres idénticos de forma humana, tienen lugar en Mesopotamia. Entre los mitos más populares el griego es el más conocido. “Castor” y “Polideuco” (Póllux, en su versión romana), eran hijos ilegítimos de Zeus, sólo que uno era mortal, y el otro inmortal. Cáncer representa al cangrejo enviado por Hera, para entorpecer la tarea de Hércules en el segundo de sus doce trabajos (2), mientras luchaba contra la Hydra venenosa.

Lo más destacado en la región son los cúmulos estelares abiertos, entre los que sobresalen claramente M 44 y M 67, en Cancer, y M 67 en Gémini. 

M 44 (NGC 2632), “La Colmena”, Constelación de Cancer:

cúmulo estelar abierto grande y brillante y disperso, pero disperso, también conocido como el “Pesebre”. Su existencia es conocida desde la antigüedad, ya que puede verse en el cielo a simple vista, como una mancha tenue. Está a “sólo” 570 años luz de nosotros. El primero en resolver sus estrellas con un telescopio fue Galileo Galilei, quien llegó a contar en él unos 40 componentes. Tiene 730 millones de años de edad, y está formado por unas 350 estrellas blancas y amarillas, de secuencia principal (3). Es un objeto ideal para binoculares (4), pudiendo discernirse mediante estos instrumentos decenas de sus miembros. Telescopios pequeños o medianos (5), muestran 100, 200, o más de sus soles; dependiendo de la oscuridad del cielo.

 

Datos Observacionales: ascensión recta: 8h. 40m. Declinación: 19h 59m. Tamaño aparente: 95 minutos de arco. Magnitud visual: 3.7

Castor (Alpha Geminorum), Constelación de Gemini:

sistema estelar séxtuple ubicado a 52 años luz del Sol. Los componentes A y B forman un sistema binario cuya separación real es de 100 unidades astronómicas. Estos completan un período orbital en unos 400 años. Existe un tercer miembro mucho más tenue y alejado del par principal. “C” está a 1.200 unidades astronómicas de sus compañeros, y demora cerca de 10.000 años en orbitar al sistema principal. Los tres miembros son a su vez sendos sistemas binarios espectroscópicos. En los tres casos se trata de pares gemelos de estrellas. A son dos componentes de color blanco-azulado, B, son también de una tonalidad similar, pero un poco más fríos que los anteriores, mientras que C, está formado por dos estrellas rojas. Con pequeños telescopios pueden separarse los miembros A y B, mientras que para ver a A-B y C juntos, son necesarios telescopios de campo amplio (6).  

 

Datos Observacionales: ascensión recta: 7h. 34m. 36seg. Declinación: 31º 53m. 19seg. Magnitud visual: total: 1.6, A: 1.9, B: 2.9, C: 9. Separación: A de B: 2.2 segundos de arco, A-B de C: 73

Pólux (Beta Geminorum), Constelación de Gemini:

estrella gigante anaranjada. Si bien lleva la denominación “Beta”, se trata del miembro más brillante de la constelación. Tiene 10 diámetros solares, y 1.8 veces la masa de nuestro Sol. Es una estrella en la etapa final de su vida. Está a 34 años luz de la Tierra, y brilla como más de 40 soles. Tiene 4.700 grados superficiales. Se ha encontrado a su alrededor un planeta con 2.9 masas júpiterianas (7). Este dista de su estrella 1.7 unidades astronómicas (distancia similar a la que separa a Marte de nuestro Sol). El planeta completa una órbita alrededor de su Pollux en unos 590 días.

 

Datos Observacionales: ascensión recta: 7h. 45m. 19seg. Declinación: 28º 1m. 34seg. Magnitud visual: 1.2

35 (NGC 2168) y NGC 2158, Constelación de Gemini:

M 35 es un cúmulo estelar abierto grande y muy rico, situado a 2.800 años luz de nuestro sistema. Fue descubierto por Philippe Loys de Chéseaux entre 1745 y 1746. Está formado por cerca de 2.500 estrellas, y mide 30 años luz de diámetro. Tiene 150 millones de años de edad, y sus estrellas son azules, amarillas y anaranjadas, de edad intermedia. A un lado de M 35, observando en cielos oscuros, puede verse otro cúmulo estelar: NGC 2158. Este es mucho más pálido, pero a la vez más denso y compacto que su vecino, y tiene más de 1.000 millones de años de edad. Este cúmulo puede confundirse en apariencia con un cúmulo globular por su aspecto. Sus estrellas son rojizas. Está a 16.000 años luz del Sol, y fue descubierto por William Herschel en 1784. En lugares muy alejados de las ciudades, M 35 puede verse a ojo desnudo. Telescopios pequeños o medianos pueden definir ambos cúmulos juntos, dependiendo de la calidad del cielo.

 

Datos Observacionales:

M 35: ascensión recta: 6h. 9m. Declinación: 24º 20m. Tamaño aparente: 28 minutos de arco. Magnitud visual: 5.3

NGC 2158: ascensión recta: 6h. 7m. Declinación: 24º 6m. Tamaño aparente: 5 minutos de arco. Magnitud visual: 8.6

M 67 (NGC 2682), Constelación de Cancer:

cúmulo abierto rico y denso. Fue descubierto antes de 1779 por Johann Gottfried Koehler, quien lo observó como un parche tenue. Aunque  el primero en resolver sus estrellas fue Charles Messier. Está a 2.700 años luz del Sistema Solar. Cuenta con unas 500 estrellas pálidas en todos los estados evolutivos, entre ellas, muchas de tipo solar. Sus componentes se concentran marcadamente hacia su parte central. Tiene más de 4 mil millones de años de edad, y es uno de los más antiguos entre los cúmulos abiertos conocidos en la Vía Láctea. Los binoculares muestran un objeto de aspecto nebular, mientras que telescopios pequeños o medianos, permiten definir buena cantidad de sus estrellas.

 

Datos Observacionales: ascensión recta: 8h. 50m. Declinación: 11º 49m. Tamaño aparente: 30 minutos de arco. Magnitud visual: 6.1

 

Iota Cancri, Constelación de Cancer

sistema estelar doble conformado por una estrella gigante amarilla y otra blanco-azulada. Están separadas entre sí por 2.800 unidades astronómicas, y tardan 65.000 años en completar un periodo orbital. Está a unos 300 años luz de la Tierra. El componente A es más de 200 veces más brillante que nuestro Sol, y tiene 5.000 grados superficiales. B es notablemente menos brillante, pero más caliente, con 8.800 grados superficiales. Tienen 3.5 y 1.9 masas solares respectivamente. Mientras que A es una estrella vieja, B se encuentra aún en la secuencia principal. El sistema tiene 260 millones de años de edad. Se separa fácilmente con binoculares y pequeños telescopios. El contraste cromático entre ambos componentes (amarillo-anaranjado – blanco-azulado) es bastante notable.

 

Datos Observacionales: ascensión recta: 8h. 46m. 42seg. Declinación: 28º 45m. 36seg. Magnitud visual: total: 3.9, A: 4, B: 6.6. Separación: 30 segundos de arco.

“Nebulosa del Esquimal” (NGC 2392), Constelación de Gemini:

nebulosa planetaria de aspecto singular. Fue descubierta por William Herschel en 1787. Recibe su nombre por las formas que determinan sus estructuras gaseosas, que dan la apariencia de la cara de un esquimal. Es también conocida como nebulosa “Cara de Payaso”. Esta formación tiene unos 10.000 años de edad, y está conformada por dos regiones elípticas que parten desde la estrella agonizante, y un anillo de gas (dispuesto entorno al ecuador de la estrella moribunda, a la cual vemos inclinada desde nuestra perspectiva). Este anillo genera la forma de la capucha del esquimal. Desde nuestra perspectiva una de las secciones de gas está por delante de la otra. Cada uno de estos lóbulos tiene 1 año luz de largo, por medio de ancho. Su estrella central es fácil de ver (magnitud 10.5) (8) y de gran temperatura. La distancia que nos separa de ella se estima en 3.000 años luz. Se observa como un disco verde-azulado a partir de telescopios medianos.

 

Datos Observacionales: ascensión recta: 7h. 29m. Declinación: 20º 55m. Tamaño aparente: 0.7 minutos de arco. Magnitud visual: 9

Zeta Cancri, Constelación de Cancer:

sistema estelar múltiple. Recibe el nombre tradicional de Tegmen o Tegmeni. Se trata de dos sistemas binarios que orbitan en torno a un baricentro común, completando una órbita cada 1.100 años. El primer par está formado por los componentes A y B, ambos, estrellas blanco-amarillas, que demoran 59 años en completar un período orbital en torno a su propio baricentro. El segundo par es bastante más pálido. Está compuesto por los componentes C y D. C es otra estrella amarilla, un poco más fría que las anteriores, mientras que D, según se cree, sería una enana roja, o un par de las mismas. C y D completan un período orbital cada 17 años. Zeta Cancri está ubicada a 83 años luz del Sol. El sistema puede separarse como una estrella doble convencional con pequeños telescopios, mientras que son necesarios grandes instrumentos para separar al primer par, siendo ya demasiado difícil por separación y magnitud el segundo.

 

Datos Observacionales: ascensión recta: 8h. 12m. 13seg. Declinación: 17º 38m. 52seg. Magnitud visual: total: 4.5, A: 4.5, B: 6, C: 6.1, D: 10. Separación: A-B de C-D: 5 segundos de arco, A de B: 0.8, C de D: 0.3

NGC 2129, Constelación de Gemini:

cúmulo estelar abierto muy disperso, a 2.200 años luz de la Tierra. Contiene escasas estrellas, pero algunas de ellas son muy brillantes. Estas se concentran mayormente hacia su parte central. Es un cúmulo joven, con sólo 10 millones de años de edad. Tiene unas 40 estrellas, algunas de las cuales pueden verse con pequeños telescopios o binoculares. 

 

Datos Observacionales: ascensión recta: 6h. 2m. Declinación: 23º 19m. Tamaño aparente: 6 minutos de arco. Magnitud visual: 6.7

(1) El Zodiaco es una franja del cielo que recorre a la esfera celeste a ambos lados de la eclíptica. La eclíptica es una línea imaginaria que el Sol describe en el cielo a lo largo del año. Esta franja contiene a las 13 constelaciones zodiacales.

 

(2) Los doce trabajos le fueron encomendados a Hércules por el rey Euristeo, como forma de castigo por el iolento asesinato de su esposa y sus tres hijos. Cada uno de ellos suponía una hazaña cada vez más arriesgada.

 

(3) Son estrellas que se encuentran en la fase fundamental y más extensa de su existencia, en la cual transforman en sus núcleos hidrógeno en helio. Proceso de fusión termonuclear conocido como reacción protón-protón.

 

(4) El estandar en binoculares utilizados en astronomía observacional es 10 x 50 (10 aumentos y lentes de 50 milímetros de diámetro). Binoculares grandes se considera a aquellos que tienen lentes de diámetros mayores a 50 milímetros (12 x 60, 15 x 70, 20 x 80, etc.).

 

(5) Un telescopio chico es aquel no mayor a 10 u 11 centímetros de apertura. A partir de 15 centímetros hablamos de telescopios medianos, y a partir de 20 o 25 centímetros de diámetro, de telescopios grandes.

 

(6) Se trata de telescopios fundamentalmente de tubo corto.

 

(7) La masa de los planetas extrasolares se mide en masas de Júpiter.

 

(8) El sistema de magnitudes estelares fue creado por los antiguos griegos y perfeccionado con el correr de los siglos. La diferencia entre cada punto de magnitud representa un brillo 2.5 veces inferior o superior. Un astro de magnitud 2, será 2.5 veces menos brillante que uno de magnitud 1. El brillo de muchos de los astros más luminosos del cielo es tan intenso, que se utilizan magnitudes negativas para clasificarlos, siendo por ejemplo el Sol -27, o Sirio, la estrella más brillante del cielo, -1.6.