Caminos en el cielo

VOLVER

Astronomía a simple vista y con binoculares. Guía práctica bimestral, especialmente pensada para los que recién se inician en la observación del cielo. Mapas y textos sencillos para que puedas ubicar, conocer y disfrutar de estrellas dobles, nebulosas y cúmulos estelares brillantes.

 

Caminos en Cruz del Sur, Centauro, Circinus, Triángulo Austral, Norma y Ara         

Continuamos recorriendo los cielos del Sur. Se trata en este caso de seis constelaciones, algunas de ellas son pequeñas y pálidas, como Norma, Ara, o Circinus. El eje del recorrido en esta oportunidad, estará demarcado por cúmulos estelares3, que son claramente los astros más destacados en las regiones escogidas. Casi todos serán cúmulos estelares abiertos, agrupaciones de estrellas jóvenes o de mediana edad, de formas irregulares. El más famoso de todos ellos será NGC 4755, más conocido como el “Cofre de Joyas”. La única excepción será el magnífico cúmulo globular NGC 6397.
Este es, junto a Messier 4 (ubicado en Escorpio), uno de los dos cúmulos globulares más cercanos a la Tierra.
Nuestra cita será, como de costumbre, en el lugar más oscuro y abierto con que contemos, y en torno a las 22:00 hs.

 

UBICAMOS LA ZONA:

Ubicaremos primero los puntos cardinales4. Miraremos en esta ocasión alto en el cielo, entre los 40 y los 70º sobre el horizonte5, y en dirección Sur-Suroeste. Partiremos desde la Cruz del Sur, ubicada en la parte inferior del mapa, con cuyas cuatro estrellas principales (Acrux, Gacrux, Becrux -Mimosa- y Delta Crucis) podremos formar un rombo, similar a una cometa o barrilete.
Ascendiendo ahora en diagonal y hacia la derecha, encontraremos a otra clásica figura celeste: Centauro. Se destacarán en la parte central del mapa Alpha Centauri (mag. 0.1)6 y Beta Centauri (0.9), también conocida como Hadar. Ellas son los denominados “Punteros de la Cruz del Sur”. A la izquierda de Alpha veremos en el mapa un triángulo de forma muy alargada, conformado por estrellas muy tenues. Se trata de Circinus, “el compás”. Más aún a la izquierda se ubicará el Triángulo Austral, con su estrella principal, de color anaranjado, llamada Atria (1.9). Para continuar volveremos a Centauro. A la izquierda de este veremos a Lupus, “el lobo”.
Este último se desarrollará en forma vertical y hacia la parte superior del mapa. A la izquierda de Lupus se encontrará Norma, “la Escuadra”, formada por estrellas muy tenues. Finalmente Ara, “el Altar”, podremos ubicarla en el extremo superior izquierdo del mapa. Se pueden armar muy distintas formas para reconocerla, pero una de las más típicas podría ser una silla de perfil.

 

Mapas Argo Navis

 

COMENZAMOS EL CAMINO:

Será hora entonces de tomar nuestros binoculares. Toda la sección está adaptada para explorar el cielo en campos de 6º de ancho, que nos los brindarán unos buenos binoculares de 10 x 50, aunque también podremos hacerlo con binoculares más grandes (1).

1) El joyero

Nuestro recorrido dará comienzo en la Cruz del Sur, en la parte inferior del mapa. A 1º de la estrella Mimosa, podremos ver un cúmulo estelar abierto muy pequeño y brillante. Se trata de NGC 4755, más conocido como el Joyero o la Caja de Joyas. El cúmulo puede verse a simple vista en cielos oscuros, lejos de la contaminación lumínica. Su forma es similar a la de una letra “A”, y sus más de 100 estrellas son de diversos colores.

2) Los Punteros

Continuaremos en diagonal, hacia la izquierda y hacia arriba, unos 8º. Ya en Centauro, haremos una breve parada en Alfa y Beta Centauri. Alfa es una estrella amarilla muy similar a nuestro Sol, y la más cercana a nosotros, a sólo 4.5 años luz. Beta Centauri, o Hadar, es una gigante blanco-azulada, situada a unos 400 años luz de la Tierra.

3) NGC 5662

Seguiremos ahora a la derecha de Alfa Centauri, también en diagonal, pero hacia arriba y a la derecha. Nos desplazaremos aproximadamente 3º (medio campo de nuestro binocular). Allí encontraremos otro cúmulo estelar abierto: NGC 5662. Lo veremos como una mancha pequeña y tenue.

4) NGC 5822 y NGC 5823

Ahora, partiendo de NGC 5662, nos moveremos en diagonal, hacia la izquierda y hacia arriba, sólo medio campo más del binocular. Estamos ya en Lupus. Aquí buscaremos como referencia a la estrella Zeta Lupi (3.5). En el mismo campo y por debajo de la estrella, veremos a otros dos cúmulos estelares abiertos: NGC 5822 y NGC 5823. El primero es el más grande y brillante, mientras que el segundo es bastante más pequeño y pálido, y forma parte en realidad de la constelación de Circinus. Este último será uno de los objetivos más difíciles de la presente guía.

5) Circinus

Luego, nuevamente en diagonal, pero hacia abajo y a la izquierda, nos desplazaremos unos 5º para hacer otra breve parada. Esta vez se trata de la pequeña constelación de Circinus. Su estrella principal, Alpha Circini (3.4), es fácilmente observable a simple vista. Las otras estrellas que completan el triángulo son más pálidas, y tal vez será mejor ubicarlas con nuestros binoculares, si es que vivimos en una ciudad muy iluminada. Para poder abarcar a la figura completa debemos desplazarnos levemente hacia arriba y hacia abajo con los prismáticos.

6) Atria

Ahora nos moveremos hacia la izquierda unos 10º. Pasaremos brevemente por la estrella Atria (1.9), que nos servirá de guía para continuar nuestro camino. Estamos ingresando ya en el Triángulo Austral.

7) NGC 6025

Para encontrar nuestro próximo objetivo nos moveremos en diagonal, hacia arriba y a la derecha, unos 6º más. Partiremos desde Atria hasta llegar a Beta Trianguli Australis (2.9). A unos 2º hacia arriba de esta última estrella, encontraremos al grupo estelar NGC 6025. El cúmulo y la estrella nos entrarán en el mismo campo.so en miembros.

8) NGC 6087

Continuaremos hacia arriba, y un poco a la derecha, un campo entero del binocular. Allí se destacarán otros dos grupos estelares. El primero es NGC 6087, el cual es bastante brillante y disperso. El segundo será NGC 6067. Este se ubica por arriba y a la derecha del primero en el mapa. Es más rico y concentrado que su compañero, pero será mucho más tenue, difuso, y difícil de ubicar en cielos muy contaminados por la luz. 800 años luz del Sol.

9) Zeta Arae y NGC 6208

Seguiremos ahora en diagonal, hacia arriba y a la izquierda. Nos moveremos otros 6º. Allí buscaremos apoyarnos en la estrella Zeta Arae, de color anaranjado (3.1). A 2.5º de la estrella, hacia arriba y a la derecha buscaremos a NGC 6208, una agrupación estelar bastante tenue. La estrella y el cúmulo cabrán en el mismo campo.

10) NGC 6397

Y hemos dejado lo mejor para el final. Ahora nos moveremos en forma horizontal y hacia la izquierda, un campo entero del binocular. Allí intentaremos situarnos en la estrellas Beta y Gamma Arae (2.8 y 3.5 respectivamente). La primera es de color anaranjado. Y para finalizar el recorrido entonces, buscaremos en diagonal, arriba y a la izquierda. A 2.5º de Beta Arae estará NGC 6397. Se trata en este caso de un cúmulo globular. Es una agrupación muy grande de estrellas viejas. Otra forma de ubicar a NGC 6397, es mirar a mitad de camino, y un poco a la izquierda, entre las estrellas Beta y Alpha Arae (3). Nuestro último objetivo se asemejara a una superficie arenosa y difusa.

1) La sección está diseñada para ser seguida con binoculares de 10 x 50, que nos brindarán unos amplios 6º de campo visual, aunque también podremos utilizar binoculares más grandes. El estándar en binoculares utilizados para astronomía es 10 x 50 (10 aumentos y lentes de 50 milímetros de diámetro). Binoculares grandes se considera a aquellos que tienen lentes de diámetros mayores a 50 milímetros (12 x 60, 15 x 70, 20 x 80, etc.).

 

2) Las constelaciones son construcciones humanas. En ellas las estrellas parecen estar juntas, pero sólo coinciden en nuestra línea visual. Son figuras creadas por diferentes pueblos de la tierra, que hacen referencia a distintos mitos y leyendas, y que datan de épocas diversas. Las constelaciones grecorromanas, al haber sido creadas en el Hemisferio Norte, las veremos siempre del revés.

 

3) Un cúmulo estelar es una agrupación real de estrellas en el espacio. Estas ocupan una pequeña sección del cielo, siendo necesarios la mayor parte de las veces para verlos, distintos instrumentos. Estos conjuntos de soles lejanos, se agrupan en distintos catálogos, como Messier (M), NGC, IC o Collinder, entre otros.

 

4) Nos paramos mirando en dirección a donde se puso el Sol. (Marquémoslo en torno a un punto reconocible en el horizonte). Luego extendemos ambos brazos en línea recta, con el izquierdo apuntando al lugar que hemos marcado en el horizonte. El brazo izquierdo apuntará aproximadamente al oeste, mientras que el derecho lo hará al este. Hacia delante tendremos el norte, y por detrás nuestro, el sur.

 

5) En el cielo podemos tomar medidas fácilmente a través de referencias simples: La proyección de nuestro pulgar arqueado, será equivalente a 2º. Un puño cerrado a 10º, mientras que nuestra mano entera desplegada equivaldrá a 20º. Las medidas son lógicamente aproximadas, ya que el tamaño de cada mano es diferente, pero nos darán una clara idea para ubicarnos.

 

6) El sistema de magnitudes estelares fue creado por los antiguos griegos y perfeccionado con el correr de los siglos. La diferencia entre cada punto de magnitud representa un brillo 2.5 veces inferior o superior. Un astro de magnitud 2, será 2.5 veces menos brillante que uno de magnitud 1. El brillo de muchos de los astros más luminosos del cielo es tan intenso, que se utilizan magnitudes negativas para clasificarlos, siendo por ejemplo el Sol -27, o Sirio (la estrella más brillante de la noche) -1.6.