Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

VOLVER
11 de Febrero: Día de la Mujer y la Niña en Ciencia

“Con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, y además para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, la Asamblea General de las Naciones Unidas decide en el año 2015  proclamar el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.”

 Naciones Unidas

Desde el Planetario celebramos y adherimos a esta proclama con particular entusiasmo. Trabajamos cada día para fomentar el interés por los conocimientos científicos, intentamos con nuestras actividades y propuestas despertar curiosidad, inquietud y, por qué no, futuras vocaciones.Esta fecha no puede pasar desapercibida en una institución como la nuestra. Para darle la debida relevancia, vamos a reflexionar y a preguntarnos:

 

¿Para qué sirven los “Días Internacionales”?

La respuesta la puede dar la Asamblea General de las Naciones Unidas que emite las resoluciones que determinan cada fecha.

“Sensibilizar, concienciar, llamar la atención, señalar que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en las sociedades para que, a través de esa sensibilización, los gobiernos y los estados actúen y tomen medidas, o para que los ciudadanos así lo exijan a sus representantes.”

En cada una de esas resoluciones, la Asamblea General suele hacer una descripción de la situación que la motiva a proclamar cada “Día Internacional”, e intenta sugerir acciones que podrían adoptarse para solucionar los problemas.

Los “Días internacionales”, sin duda,  generan una gran visibilidad a las problemáticas existentes; así lo demuestran las cientos de miles de visitas que reciben las páginas de internet dedicadas a su conmemoración y las réplicas en redes sociales.

Seguimos reflexionando y nos preguntamos:

 

¿Cuál es la diferencia entre los “Días Internacionales” y los “Días Mundiales”?

En realidad, casi ninguna. Los primeros son decididos por la Asamblea General de las Naciones Unidas, y los segundos son propuestos por las agencias adheridas al sistema de esa organización. Además, también existen los días nacionales y regionales que tienen la misma función, pero son declarados por otras entidades para  un alcance más largo.

 

¡¡¡¡Celebremos!!!!

El 11 de febrero es el "Día Internacional de la mujer y la niña en la Ciencia" Sabemos que son incontables las mujeres que podríamos recordar en esta fecha. Algunas lograron una gran notoriedad; otras, nunca tuvieron el reconocimiento merecido o fueron olvidadas; y muchas sintieron una íntima y profunda vocación científica, pero el contexto histórico-social no les permitió desplegar sus posibilidades.

Al nombrar sólo algunas seremos absolutamente injustos, pero estamos decididos a sostener estos homenajes a lo largo del año en diferentes publicaciones que rescaten del olvido a tantas mujeres que dieron grandes aportes a la ciencia. Por eso nos atrevemos a elegir hoy algunas representantes, y en ellas va nuestra admiración para todas.

 

h Hipatía

(Alejandría, 355 o 370 - 415 o 416 DC).

Fue miembro y cabeza de la Escuela neoplatónica de Alejandría a comienzos del siglo V. Educó a una selecta escuela de aristócratas. Fue una gran discípula del astrónomo Teón y se destacó por cultivar estudios lógicos y de ciencias exactas. Fue la primera mujer matemática de la que se tiene conocimiento razonablemente seguro y detallado. Escribió sobre geometría, álgebra y astronomía, mejoró el diseño de los primitivos astrolabios —instrumentos para determinar las posiciones de las estrellas sobre la bóveda celeste— e inventó un densímetro. Podemos considerarla como una pionera en la historia de las mujeres en la ciencia.

 

SMaría Winkelmann

(Leipzig, 25 de febrero de 1670 - Berlín, 29 de diciembre de 1720).

A fines de 1600 las mujeres en Alemania tenían participación en la ciencia observacional. La más conocida fue María Winkelmann, quien mostró un interés temprano por la astronomía. Fue esmeradamente educada por su padre, su tío y luego por Christopher Arnold, un astrónomo autodidacta. Se casó con otro astrónomo, Gottfried Kirch. Continuaron conjuntamente sus estudios y la observación del firmamento. En el año 1700 se trasladaron a Berlín. Allí, Gottfried fue nombrado astrónomo oficial de la Academia de las Ciencias, lo que permitió a María trabajar ―aunque fuera de manera no oficial pero sí reconocida― como su ayudante. Utilizando sus observaciones de los cielos nocturnos, ambos realizaron cálculos astronómicos para calendarios y almanaques con información de las fases de la luna, la puesta del Sol, los eclipses y la posición del Sol y los planetas. María publicó varios estudios como "Las Observaciones sobre la Aurora Boreal" que le dieron cierto reconocimiento durante su vida, y descubrió un cometa. Al morir Gottfried Kirch en 1710 le negaron una vez más la posibilidad de ocupar oficialmente el cargo de astrónoma asistente en la Academia de Berlín, para el cual estaba altamente calificada. Pero aún así no se detuvo y continuó trabajando a la sombra de su hijo y otros astrónomos. La historia le dio el reconocimiento merecido por su contribución a la astronomía.

 

CCaroline Herschel

(Hannover, Alemania, 16 de marzo de 1750 - 9 de enero de 1848).

Nació en una familia numerosa de músicos y no recibió educación formal. Cuando uno de sus hermanos, el reconocido William Herschel, abandonó la música y empezó a estudiar astronomía, ella siguió sus pasos. Comenzó la carrera científica bajo las directrices de William, que finalmente la llevaron a formarse por sí misma.

Ambos se trasladaron a Inglaterra. Su hermano se especializó en la construcción de los mejores telescopios de su época, y Carolina, en sus inicios, colaboró tomando anotaciones de los cuerpos celestes divisados por él. Más tarde comenzó a realizar sus propias observaciones.

Muchos fueron sus logros. Fue una de las primeras mujeres en recibir un sueldo de la Corona por un trabajo científico, aunque con una módica remuneración. También fue pionera al presentar un trabajo a la Royal Society, en el que incluía más de quinientas estrellas desconocidas hasta el momento. Entre 1786 y 1797 descubrió 8 cometas, cinco de ellos llevan su nombre.

 

MMary Fairfax Somerville

(Jedburgh, Reino Unido, 26 de diciembre de 1780 - Nápoles, Italia, 29 de noviembre de 1872).

Llevó a cabo experimentos en magnetismo y fue la segunda mujer en presentar un artículo a la Royal Society, en 1826: “Las propiedades magnéticas de los rayos violetas del espectro solar". También fue autora de numerosos textos matemáticos, astronómicos, físicos y geográficos. La recordamos también como una ferviente defensora del derecho de la mujer a la educación.

 

 

AMaría Mitchell

(Nantucket, Massachusetts, 1º de agosto de 1818 - Lynn, Massachusetts, 28 de junio de 1889).

Fue la primera mujer miembro de la "Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias" (1848) y de la "American Association for the Advancement of Science" (1850). Descubrió un cometa en 1847 y trabajó en la elaboración del Almanaque Naval de EE.UU., para lo que calculó tablas para las posiciones de Venus.

 

 

JANETJanet Taylor

(Wolsingham, Reino Unido, 1804–1870).

Astrónoma y experta navegadora inglesa. Fue una de las pocas mujeres que trabajaba como fabricante de instrumentos científicos en Londres. Publicó varios trabajos sobre astronomía y navegación, fundó una reconocida academia para la enseñanza de estos temas y un almacén especializado en la distribución, producción y reparación de instrumentos. Creó, entre otros ingeniosos inventos, la “Calculadora del Marinero”. En reconocimiento a su trabajo, fue galardonada con medallas por parte del rey de Prusia y Holanda.

 

 

Computadoras de Harvard

dgss

Crédito imagen: Harvard University College. Las “Computadoras de Harvard” trabajando en la observación, cálculo y registro de los datos recogidos en las placas fotográficas celestes

Antes de que se inventasen las PC, los datos que se obtenían de las observaciones del cielo nocturno se analizaban manualmente. Las personas que realizaban esos cálculos eran conocidas como “computadoras”.
Si por el contrario se dedicaban solamente a observar, se les llamaba “observadoras”, y si su tarea era anotar los datos recogidos, “registradoras”.
Entre 1877 y 1918, Edward Pickering Director del Observatorio de la Universidad de Harvard, contrató a varias decenas de mujeres que pasaron a la historia como las “Computadoras de Harvard”. Todas trabajaban jornadas muy extensas, seis días a la semana, por la mitad del salario que un investigador.
Los resultados obtenidos por estas mujeres supusieron numerosos avances y beneficios para la Astronomía aunque no siempre se reconoció y premió debidamente el trabajo de la 80 investigadoras que pasaron por el Observatorio en esa época.

 

aMiriani Griselda Pastoriza

Exploradora de galaxias

Para terminar esta incompleta lista de mujeres dedicadas a la ciencia (en particular, de astronomía), vamos a mencionar a Miriani Griselda Pastoriza (1939, Santiago del Estero, Argentina​). Fue la primera mujer que se graduó como Licenciada en Astronomía en la Universidad Nacional de Córdoba Argentina, en 1965. Realizó hallazgos sobre las galaxias que marcaron un punto de inflexión en la disciplina. Publicó, junto a José Luis Sérsic, su director de tesis, un trabajo sobre formación estelar en galaxias que revolucionó su campo de estudio. El impacto internacional fue tal que tras la publicación del artículo Peculiar Nuclei of Galaxies, las galaxias de este tipo pasaron a ser llamadas galaxias Sérsic-Pastoriza, o galaxias S-P.

En 1978 aceptó la invitación del Director del Instituto de Física de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul, para liderar un grupo de investigación en Astrofísica. Dejó de lado su especialización en astronomía extragaláctica y se dedicó a la astronomía estelar. Con su nuevo equipo, publicó varios artículos que representaron grandes aportes al conocimiento de la evolución química de la Vía Láctea.